Actualidad

Trucos para sobrevivir a la Ley Sinde.

Fuente original: Público

1.- Traslado de la web fuera de España

Uno de los métodos que utilizarán la Comisión y los jueces para cerrar una página web que consideren dañina para el patrimonio de la industria audiovisual será los de bloquear su dirección IP o su dirección DNS en España. Así se impediría el acceso de los usuarios a esta web, sólo desde una dirección española. Sin embargo, si el propietario de la web la muda a un servidor en otro país, el acceso seguiría siendo posible. Y este servicio es ya un estándar en Internet, ofrecido por empresas como incluso la propia Google, con su Google Public DNS, además de OpenDNS o ScrubIT.

2.- Navegación anónima

Los jueces solicitarán también a los ISP que bloqueen las peticiones que un usuario haga a servidores fuera de España, mediante la monitorización de su tráfico. Pero éste método también cuenta ya con una solución, ya que los usuarios tiene la posibilidad de navegar sin dejar rastro en la Red. La instalación de un programa o el uso de aplicaciones online permitirían el cifrado de los datos de toda la actividad de navegación que haga un usuario, lo que impediría que los operadores puedan identificar qué está haciendo su cliente y así, censurar su acceso a las páginas web sería inviable. Servicios como Tor permiten esta navegación anónima, además de BlackLogic, Megaproxy u OpenVPN.

3.- Nuevos archivos en páginas de terceros

El problema no es solo el enlace, sino el propio archivo con el contenido protegido. Páginas web de servicios de almacenamiento online de archivos privados, como Megaupload o Rapidshare, están también en la diana de la nueva ley. Por ello, es seguro que los jueces solicitarán a estos servicios que retiren los archivos sujetos a derechos de autor, que suban los usuarios. Son muchos los que ya hablan de la posibilidad de subir estos archivos de forma encriptada, para que no puedan ser identificados.

4.- Enlazar de forma indirecta

En lugar de ofrecer el enlace directo al contenido, las propias páginas web podrían empezar a enlazar a archivos de texto que integraran los enlaces a los archivos. ¿Contempla la ‘ley Sinde’ que esté prohibido enlazar a un texto? En esos términos, no. Pero en su redacción se trata de forma general que las web no puedan facilitar el acceso a contenidos con copyright, algo que éste método sí estaría haciendo.

5.- Compartir enlaces en redes sociales

Otros métodos ideados, algunos ya puestos en marcha, pero menos conocidos, plantean compartir enlaces entre usuarios en páginas web que difícilmente van a ser bloqueadas, como redes sociales o, incluso, el propio buscador de Google. Imaginen el enlace al archivo de la película La cena de los idiotas puesto en Twitter y que éste sea retuiteado miles de veces; un enlace, que además estuviera en cientos de ‘muros’ de perfiles en Facebook, y que apareciera en cientos de miles de páginas web indexadas en Google.

6.- Compartir enlaces, no archivos

Algunos usuarios han puesto en marcha un método denominado E-linker. Se trata de un sistema similar a un programa P2P, como eMule, pero que se descargan enlaces en lugar de archivos. No tiene servidores centralizados, gestiona listas de enlaces encriptados y se alimenta de lo que ofrecen los propios usuarios. En este sistema no habría nada que “cerrar”, porque no hay más que enlaces que comparten usuarios desde sus ordenadores.

Comments (0)

    Add a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.