Jueves Enmedio

Con y contra el cine. En torno a mayo del 68.

concontracine.jpgMartes 13 de Mayo / 20h.

Dentro del ciclo de conferencias, exposiciones y pases de películas que bajo el título “Mayo del 68: el comienzo de una época”, se están llevando y se llevarán a cabo en distintos lugares de Sevilla, Madrid y Barcelona, presentamos para este martes 13 de mayo aquí en Enmedio, un pase de algunos fragmentos de películas realizadas durante ese periodo en Francia y que nos servirán de excusa para discutir acerca una producción audiovisual pegada por completo al acontecimiento, sin distancia alguna sobre él; una (auto)represenatción capaz de producir una memoria activa o memoria viva, una memoria, en definitiva, política. Se proyectarán películas de: Grupo ARC, Pierre Clementi, Grupo Dziga Vertov, Guy Debord, Jean-Luc Godard, William Klein, Hervé Le Roux, Maurice Lemaïtre, Chris Marker y Mario Marret, Grupos Medvedkin, Jean-Pierre Thorn, Jacques Willemont…


“La memoria es un espacio de lucha: el recuerdo no es algo que el poder
pueda dejar sin gobernar, sobre todo el recuerdo de un momento que
cambió el curso de tantas vidas y la realidad misma. En mayo de 2008 se
cumplirán 40 años de la mayor huelga general de la historia de Francia y
la única insurrección generalizada que experimentó una sociedad
capitalista avanzada en la segunda mitad del siglo XX. La “memoria
reactiva” (política, mediática, cultural) reduce el significado de Mayo
a una algarada estudiantil, a un conflicto generacional, a una cuestión
de hormonas, a una aceleración brusca de la modernidad (explosión del
individualismo hedonista, liberación de las costumbres), etcétera. Su
objetivo es despolitizar el presente. Por el contrario, nuestro
acercamiento al 68 confiere centralidad a su crítica radical de la
representación, así como a la creación colectiva de otras formas de
expresión, vínculo, vida. Apuesta por traer al presente un recuerdo
intempestivo y conflictivo: la búsqueda de espacios de lo político
fuera, al margen y contra lo político instituido.

Esa búsqueda de nuevos espacios y modos de hacer no discurrió únicamente
sobre el terreno organizativo de las luchas: Comités de Acción,
ocupación de fábricas, toma de la calle, autoorganización difusa… La
insurrección de Mayo afectó con igual intensidad a las prácticas
cinematográficas. (…)

Fotogramas que captan, en la urgencia del tiempo real, el
acontecimiento. Pero sobre todo fotogramas atravesados por las propias
interrogaciones, búsquedas y rechazos que se manifestaron en él. Situar
un conjunto de prácticas cinematográficas “en torno a Mayo del 68” no es
simplemente una referencia cronológica. Señala más bien al hecho de que
un conjunto de películas y propuestas comparten, en su sentido más
intenso, algunas de las preguntas radicales surgidas entonces. ¿Cómo
puede expresarse un movimiento que rechaza “la indignidad de hablar por
otros” en todos los planos, no sólo mediático, político o sindical, sino
también cultural, artístico o intelectual? ¿Qué vuelve política a una
imagen? ¿Qué hace militante al cine militante?”

FRAGMENTOS DE LAS PELIS SIGUIENTES:

Loin du Vietnam (1967), película colectiva (Jean-Luc Godard, Joris
Ivens, William Klein, Claude Lelouch, Chris Marker, Alain Resnais, Agnès
Varda, entre otros), color, 110 min.
La unión de un conjunto de realizadores para, en sus propias palabras,
“afirmar, mediante el ejercicio de su profesión, la solidaridad con el
pueblo vietnamita en lucha frente a la agresión estadounidense”, se
convierte en un modelo de práctica colectiva que habrá de revelarse
esencial para las propuestas cinematográficas y militantes que, apenas
unos meses después, surgen en el acontecimiento de Mayo.

À bientôt, j’espère (1967), Chris Marker y Mario Marret, b/n, 43 min.
“¡Camaradas, vuestro peor enemigo es el silencio!”. Así se dirige Marret
a los obreros el día de su llegada a la planta textil de Rhodiaceta en
Besançon, donde se está desarrollando una huelga que en muchos aspectos
anticipa los sucesos de Mayo del 68. El documental se dirige a romper
ese silencio al recoger las reflexiones de los obreros sobre sus
condiciones de vida y trabajo, así como sus métodos de lucha.

Cinétracts (1968), anónimos, b/n, 69 min.
Breves cortometrajes, de dos a cinco minutos de duración, filmados bajo
una política de anonimato por una serie de directores profesionales
-entre los que se encontraban Godard, Marker y Resnais- y de cineastas
amateurs que fueron el equivalente exacto, en términos cinematográficos,
de los célebres carteles y grafitis de Mayo: factura y recursos
sencillos e impacto visual para una labor de contrainformación.

Sur le passage de quelques personnes à travers une assez courte unité de
temps
(1959), Guy Debord, b/n, 20 min.
No deja de resultar paradójica la labor cinematográfica de una figura
cuyo legado está atravesado precisamente por la decidida denuncia de la
colonización de lo real por el espectáculo. Guy Debord presenta en Sur
le passage… algunos planteamientos esenciales de la teoría y la
práctica situacionistas: la construcción de situaciones, la deriva
urbana, la exigencia de transformación de la vida cotidiana…

Información completa sobre el ciclo de cine en Barna

Comments (0)

    Add a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.